en-USes-ES
  • Banner Blog

¿Cómo cuidar las piernas durante el verano?

A lo largo del verano suele ser muy común la dilatación de los vasos sanguíneos debido al aumento de temperatura. Pasamos el día entero en la playa, fuera de casa, paseando hasta tarde y a veces olvidamos que también nuestras piernas sufren.

Por ello, la hinchazón, la pesadez y el cansancio suelen agudizarse en esta época del año.  En este post vamos a desvelaros algunos rituales para ayudar a contrarrestar todos estos efectos para presumir de unas piernas descansadas y en forma.

Nuestra primera recomendación es un clásico. Aprovechad los momentos en la playa para dar largos paseos por la orilla, de esta manera conseguiréis estimular y reactivar la circulación, gracias al frío del agua y al movimiento del oleaje.  Enseguida notareis unas piernas más descansadas, menos cargadas y más reactivas. Podéis conseguir un resultado parecido también en casa, alternando en la ducha agua fría y templada con el chorro de agua dirigido hacia las piernas. Día tras día iréis notando la mejora y la posibilidad de aguantar un agua siempre más fría.

El ejercicio físico representa por supuesto un preventivo y una solución muy eficaz a toda esta sintomática. En casa también se pueden realizar ejercicios para mejorar la circulación de las piernas y en este sentido existen diferentes tablas de entrenamientos que en tan solo 15 minutos pueden ayudaros a notar una mejoría evidente.  

Nunca hay que infravalorar la importancia de una hidratación adecuada, sobre todo en verano. Solemos pensar que beber mucha agua crea la retención de líquidos en las piernas, pero de esta manera conseguimos justo el efecto contrario. La Madre Naturaleza tiene respuesta a todo y en este sentido existen plantas con un reconocido efecto diurético (eliminación de líquidos) que pueden ayudarnos a reducir esta problemática. El Abedul por ejemplo tiene un efecto depurativo y es uno de los remedios naturales más empleados. Se puede tomar una infusión al día de esta planta o incluso la misma savia que se obtiene directamente de este árbol.

También otras plantas como el diente de león, la cola de caballo, el té rojo y el té verde son muy depurativas… Cada vez aparecen más estudios que confirman los diversos beneficios del té. Algunos de estos estudios, han demostrado que los consumidores regulares de té verde tienen menos probabilidades de sufrir enfermedades cardiacas.

Otro remedio muy efectivo son los masajes. Si los profesionales garantizan un efecto más rápido y evidente, también podéis atreveros con unos simples movimientos que ayudan con el retorno venoso y linfático. Tenemos que masajear durante aproximadamente quince minutos cada pierna y las maniobras tienen que ser circulares para actuar de manera global en el músculo.

Para un masaje más efectivo se recomienda emplear cremas, justo como la que en Irati Organic hemos diseñado específicamente para las Piernas Cansadas. Gracias a su fórmula con aloe, ginkgo y castaño de indias contribuye a aliviar la pesadez y el hinchazón de las piernas cansadas. El ginkgo es una planta que mejora los trastornos circulatorios de todo el cuerpo y el castaño de indias evita la formación de edemas y aumenta la resistencia de los vasos sanguíneos.

 

Tags

Piernas cansadas , Irati Organic , cuidar , verano

Categories

Share

Post a Comment